La invasión de Ucrania puede provocar hambruna

guerra ucrania.jpg

El impacto de la guerra en el suelo fértil de Ucrania se ha vuelto muy preocupante.

Ucrania alberga algunos de los suelos más fértiles del mundo, lo que la convierte en uno de los principales productores mundiales de cereales, como el trigo y el maíz, así como de aceites de semillas como el aceite de girasol.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación estima que la cosecha de trigo de invierno de este verano podría reducirse aproximadamente a la mitad y los productos de girasol en un tercio.

Súper suelo

Un tipo de suelo de pastizal llamado chernozem cubre casi dos tercios de las tierras agrícolas de Ucrania.

Chernozem (tierra negra) es una palabra ucraniana que describe suelos altamente fértiles, que se caracterizan por estar cubiertos de entre uno y dos metros de materia orgánica oscura y rica.

Los chernozems son ricos en elementos que las plantas necesitan para crecer, como nitrógeno, potasio y calcio, y contienen una proporción justa de arcilla.

Las plantas que crecen en estos suelos lo hacen en un ambiente que tiene todo lo que necesitan para desarrollarse de manera óptima, con o sin fertilizantes adicionales.

Los estragos de la guerra

Cuando los tanques ruedan sobre un campo, su peso hace que la tierra se aglomere y se pegue.

El suelo húmedo puede agravar el problema, exacerbando la compactación.

Y los chernozems son particularmente vulnerables a la compactación. Con su gruesa capa de materia orgánica, son esponjosos y livianos.

La compactación evita que las raíces de las plantas alcancen los nutrientes necesarios y también que el agua y los fertilizantes penetren el suelo.

Además la guerra también produce en el suelo una contaminación química.

Los derrames de combustible, las municiones gastadas, las armas químicas y los restos humanos y animales pueden ensuciar el suelo, a veces durante décadas.

Mirando al futuro

Con el bombardeo de Ucrania por parte de Rusia aún en curso, el efecto en el suelo del país aún es incierto.

Sin embargo, hay algunas pistas.

Esta no es la primera vez que la región de Donbas, un área en disputa en el este de Ucrania, es atacada.

Los separatistas respaldados por Rusia también la atacaron a partir de 2014.

Los científicos que trabajan en Donbas para mejorar la salud del suelo se han enfrentado a una letanía de desafíos: la agricultura de la región ya sufría degradación en 2020, debido a las aguas de riego contaminadas por las minas de carbón.

Los chernozems de la región han sufrido y siguen experimentando una degradación militar irreparable, manifestaron ya en el año 2021 científicos investigadores del suelo ucranianos en la publicación Scientific Papers.

Aunque la lucha se ha concentrado en el este de Ucrania, esta evaluación ahora puede aplicarse a una franja mucho más amplia del país.

Todavía no se ha determinado totalmente el alcance de los daños.

De hecho, recién se comienza a trabajar en esos temas, y en condiciones militares difíciles.

Publicar un nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato